Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La industria ha demostrado que resulta necesario que se instalen más instrumentos que permitan monitorear en-línea continuamente los elementos de la planta.

Aquí presentaremos dos técnicas en-línea que permiten monitorear y detectar anomalías en equipos eléctricos.

 

 

 

MCSA

Por un lado tenemos el Análisis de Firma de Corriente de Motor (MCSA por sus siglas en inglés).

 

 

Su importancia

La importancia de un análisis de este tipo deriva de la necesidad continua de los operadores de reducir los costos de mantenimiento y prevenir periodos de inactividad no previstos, que puedan resultar en pérdida de productividad e ingreso económico.

 

 

 

 

 

 

El proceso en si

El MCSA en si percibe una señal eléctrica que contiene los componentes eléctricos que son un subproducto directo de componentes de flujo giratorio que son causados fallas tales como: barras de rotor averiadas, anomalías en espacio de aire, vueltas acortadas en bobinados de estator de bajo voltaje, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo clave aquí es que el MCSA es capaz de detectar estos problemas tempranamente y de esta manera prevenir una mayor avería o una falla completa del motor.

Es de notar que los análisis que se basan en la identificación de posibles averías a partir de análisis de vibraciones no son los más óptimos. Esto es así debido a que las vibraciones son en sí un efecto de segundo orden comparadas con los componentes de corriente directamente inducidos desde las ondas de flujo de rotación específica.

Esto conduce a que la severidad de la falla deba ser alta para que pueda ser detectada a través de un análisis de vibraciones.

 

 

 

 

 

 

El MCSA, por otro lado, se encuentra exento de esto, en que su análisis resulta más preciso partiendo de la lectura y estudio de las ondas de flujo de rotación específica.

 

Este análisis utiliza la corriente de entrada de un motor de inducción para diagnosticar irregularidades que se relacionan con el motor y, en ciertos casos, con la carga que está conectada al motor.

 

 

 

 

 

 

 

 

La técnica no intrusiva del MCSA involucra sensores que no se instalan en el motor, sino que se encuentran instalados en el centro de control. Esto resulta útil a la hora de monitorear algunos de los sistemas de motores (como puede ser la bomba de motor) que reside en lugares inaccesibles y donde no se pueden instalar sensores.

 

 

 

 

 

EMSA

Por otro lado tenemos el Análisis de Firma Electromagnética (EMSA por sus siglas en inglés).

 

 

 

 

¿Cómo es este análisis?

El proceso utilizado por este tipo de análisis se basa en capturar la firma de interferencia de frecuencia de radio AM. Esta interferencia es causada por los defectos en el motor eléctrico. Esta firma es analizada para proveer información con respecto a lo que debe ser optimizado o reparado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta también es una técnica no intrusiva

Esta es una técnica de monitoreo no intrusiva y se realiza con el equipo aún en servicio. El sensor puede ser instalado cuando la máquina se encuentra en-línea. Se necesita la instalación de un sensor de corriente de frecuencia de radio (RF por sus siglas en inglés) en el suelo neutral de la máquina eléctrica o el suelo de cuadro cerca de la máquina, luego depende de señales de frecuencia de radio para detectar anomalías relacionadas con aislamiento eléctrico, conexiones eléctricas, y varios tipos de contaminación.

 

 

 

 

 

 

El EMSA puede ser utilizado para monitorear una gran variedad de máquinas eléctricas.