Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Termografía

La temperatura es un elemento de la vida cotidiana que hemos aprendido a  manejar, ya sea para calentar alimentos como para determinar o no si debemos abrigarnos al salir de nuestro hogar. Utilizamos comúnmente un sistema numérico para medirla, como los grados Celsius o Fahrenheit; pero en el ámbito de motores, cableado y aislamiento eléctrico, la temperatura tiene una importancia mayor al igual que los métodos que se utilizan para medirla. Es por eso que la Termografía o imágenes infrarrojas, es la piedra angular con la que se lleva adelante gran cantidad de testeos y controles.

 

La termografía al parecer posee un variado rango de usos, y el aprovechamiento de cada uno parece depender más de la capacitación del personal que del Termógrafo en si.

Sin lugar a dudas el Termógrafo resulta protagonista en los Sistemas Mecánicos y Eléctricos. Ajunas razones claves para esto es que las fallas y/o mal funcionamiento de estos equipos son casi en su totalidad antecedidos por un aumento de la temperatura en la zona del problema. Es por esto que un control termografico periódico resulta muy útil para realizar reparaciones a tiempo y no tener que afrontar mayores gastos.

El Termógrafo también resulta muy útil para hacer testeos de aislamiento.

Las zonas con menos calidad aislante de un equipo dejaran pasar más calor, en contraposición con las zonas más frías, que serán los lugares donde el aislamiento es mayor. El Termógrafo es capaz de identificar esos lugares y de proporcionar información específica con respecto a lugares que presentan mayor o menor aislamiento.

 

 La utilidad de los Termógrafos, además de su utilidad y practicidad, es que son capaces de operar mientras el equipo que se testea está en funcionamiento. Por lo que las diferencias de calor emitido por los componentes pueden ser identificadas en medio del operar del equipo. Esto es posible debido el operar del Termógrafo se limita a presenciar el equipo en cuestión como un observador mas (o más bien como una cámara), identifica las zonas con más emisión de calor y muestra a través de una pantalla las zonas más calientes y más frías con una paleta de colores donde, por lo general, los colores más claros (rojo y amarillo) representan los lugares con más calor y los colores más oscuras (azul) representan los lugares más fríos.