Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Cada máquina cuenta con su motor, pero en el caso de conjuntos de máquinas (o maquinaria) se requiere de más de un motor. Estos motores deben trabajar de forma sincronizada y optimizar la energía que reciben para el correcto funcionamiento de la maquinaria. La manera de garantizar que el conjunto de motores trabaje de forma adecuada es utilizar centros de control de motores.
Los centros de control de motores
Los centros de control de motores (CCM) son conjuntos de dispositivos encargados de regular el funcionamiento y accionamiento de los motores de las máquinas.
Se trata de gabinetes o armarios metálicos dentro de los cuales se agrupan unidades de control que permiten proteger a los motores. Dentro de los centros de control de motores se encuentran los cubículos, donde se agrupan las unidades de control.
Switch
Funcionamiento de los centros de control de motores
La forma en la que trabajan los centros de control de motores es la siguiente:
- Cada cubículo está conectado directamente con un motor.
- Los cubículos cuentan con paneles de control con botones de arranque y cese del funcionamiento.
- Según se requiera, los motores serán arrancados o detenidos directamente desde el cubículo que le corresponde.
- Dentro de los cubículos hay sistemas de corte de energía que permiten desactivar los motores en casos de emergencia.
- Dependiendo de las máquinas que se necesite utilizar, los motores se accionan independientemente facilitando su control.

Ventajas de los centros de control de motores

Las principales ventajas que ofrece el uso de centros de control de motores incluyen:
- Automatización del funcionamiento de los motores
- Mínimo costo de supervisión
- Capacidad de operar individualmente los motores
- Efectivas medidas de seguridad
- Protección de los motores ante eventuales variaciones de energía o descargas
 
CCM_-_SEMAPI.jpg