Sin categoría

Aislamiento de Motores Eléctricos de Baja Tensión – Aislamiento de la Máquina por Norberto Carnevale, CAIE SRL

Procedimiento de aislamiento de una máquina eléctrica rotante

Una vez extraído todo el bobinado a remplazar y terminada la limpieza profunda del núcleo magnético se procede a colocar las nuevas aislaciones. En algunas ocasiones y dependiendo de la jerarquía de la máquina se puede aplicar por sopleteado una capa muy ligera de barniz de terminación sin tocar el interior de la ranura.

El material aislante de ranura debe elegirse en función de la clase térmica de la máquina a rebobinar y el espesor en función de la potencia, por cuestiones de resistencia mecánica, y de la tensión de la máquina. Para máquinas de baja tensión y bobinadas en alambre esmaltado desde fracción hasta algunos HP se puede usar para aislar la ranura material aislante de espesor 0.18 – 0.20 mm. Ya para potencias mayores se usan espesores de 0.25-0.30-0.38 mm. Lo mismo que para tensiones superiores a 380-440 V.

Este material se debe cortar y doblar en sus extremos prolijamente para que cubra el contorno interior de la ranura. También se debe tener en cuenta aislar debajo de las ranuras si hay algún aro de apriete en el que pudiera apoyar la bobina a la salida de la ranura.

En bobinados a media ranura, entre las bobinas de la misma ranura se debe colocar un espesor de 0.08-0.10-0.13 mm .Este mismo espesor se debe colocar en las cabezas de bobina como protección entre bobinas de fases distintas. Como cierre de ranura se coloca un espesor similar al que se aisló la ranura y sobre este se coloca la cuña o traba de ranura de espesor y material adecuado también a la Clase térmica. Para coser las cabezas de bobinas y también asegurar las conexiones se utilizan hilo y cintas de algodón o poliéster, cordones, forros y cintas de vidrio siempre teniendo en cuenta la clase térmica.

Las conexiones y salidas a la bornera se deben proteger con Espaguetis adecuados en dimensiones y características térmicas.

Luego de efectuadas los controles y ensayos eléctricos correspondientes se procederá a barnizar y secar. Posteriormente se efectúa una limpieza final y se dispone para el montaje y el ensayo de funcionamiento de la máquina.

Artículos relacionados